¿Quieres ser más productivo con el estudio este verano?

clases de apoyo

Parece que en verano tenemos al alcance de nuestra mano muchas más distracciones que durante el resto del año. Hacer una escapada, ir a la piscina, tomar el sol, quedar con los amigos para irse de tapas… ¡Todo parece un buen plan! Quienes tienen que estudiar y acuden a clases de refuerzo en esta época saben bien lo difícil que es ser constante y cumplir con todas las tareas previstas. Por eso queremos dejar a continuación algunos consejos que te ayudarán a ser más productivos en el estudio en verano.

La tarea más difícil, a primera hora

Antes de comenzar la jornada, jerarquiza cuáles son los temas más importantes o complejos del día. Aprovecha siempre a estudiarlos a primera hora. Ten en cuenta que si lo más relevante lo quitas de delante cuanto antes, después tendrás más tiempo y sentirás un gran alivio, ya que el resto de tareas que no requieren de tanta concentración las irás completando poco a poco a lo largo del día.

Organiza y controla el tiempo

Si tienes que estudiar varios temas o hacer varios ejercicios, es conveniente que calcules cuánto tiempo crees que te van a llevar y, una vez hechos, apuntar cuánto tiempo te han llevado realmente. Esto es bastante práctico al principio ya que, una vez que pasan las semanas, sabrás con seguridad las horas o minutos que requerir cada tarea.

Planifica las pausas

Al igual que es importante planificar el tiempo de estudio, los descansos no lo son menos. Aprovecha estas pausas para responder mensajes del móvil o mirar la bandeja de entrada. Recuerda que la tecnología muchas veces es una distracción a la hora de preparar exámenes. Sé fuerte y constante en este aspecto para ser 100% productivo.

Cuida el ambiente de estudio

Estudia en una habitación ventilada y refrigerada. La mesa debe estar lo más despejada posible para concentrarte al máximo. De hecho, cuanto menos cosas tengas encima de ella, mucho mejor.

Bebe agua

Una de las cosas que puedes tener encima del escritorio es una botella de agua. Mantenerse hidratado durante el estudio es muy importante. El calor y las altas temperaturas pueden reducir nuestra energía y bajar la concentración.

Alimentación sana y equilibrada

Opta por almuerzos ligeros donde abunden alimentos frescos y de temporada. Recuerda: nada de comidas copiosas, ya que las digestiones lentas no hacen buenas migas con el estudio.

¡Sal y diviértete!

Estudiar en verano no significa tener que estar encerrado. Si te planificas hay tiempo para todo. De hecho es bueno que salgas a pasear al final del día o vayas a la piscina, cuando ya no hace tanto calor. Desde ACCSA te recordamos que el ocio también es importante para despejar tu mente y encontrarte al 100%. Incluso es recomendable dejar un día de descanso para hacer un plan totalmente diferente.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies