Consejos para organizar tu estudio en Navidad

ACCSA

Las vacaciones navideñas son uno de los periodos más esperados por los estudiantes. Sin embargo, la mayor parte de ellos no se librará de tener que dedicar unas cuantas jornadas a estudiar ciertas materias o realizar los deberes impuestos por sus docentes. Por eso, como academia de clases de refuerzo nos gustaría compartir contigo unos consejos básicos que te ayudarán a aprovechar mejor tu tiempo durante estas fechas repletas de reuniones familiares y eventos con amigos.

El descanso como prioridad

Da igual que un alumno esté cursando la ESO o un ciclo de Formación Profesional en Barcelona: todos ellos necesitan disfrutar de tiempo para descansar después de 3 meses inmersos en la rutina de las clases. Por eso, una buena organización no solo está orientada a organizar el estudio sino a que se pueda disfrutar al máximo de la familia, los amigos y de un tiempo libre que en condiciones normales escasea. De ahí que el primer consejo que queremos darte es que las Navidades están, por encima de todo, para desconectar.

Calendario con días y horas de estudio

Las vacaciones de Navidad sirven para repasar ciertas materias, poner al día otras y realizar los deberes o trabajos que hayan mandado los profesores. Pero también deben servir para descansar como te decíamos en el punto anterior, por eso, nuestro principal consejo como academia de clases de refuerzo es que elabores un calendario en el que se detallen los días y horas que dedicarás a tus quehaceres académicos para que puedas tener tiempo para todo.

Lo más adecuado es que, en el caso de niños más pequeños, ese calendario esté consensuado con los padres y a ser posible colocado en un lugar visible para que todos, padres e hijos, puedan consultarlo y revisar aquellas jornadas que deban reajustarse.

En ACCSA recomendamos concentrar los días de estudio de lunes a jueves, exceptuando las fechas más señaladas de estas fiestas si se diera el caso de que coincidieran. La razón de esta planificación es clara: es necesario premiar a los estudiantes con descansos largos que coincidan con aquellos días en los que más pueden disfrutar de sus planes de ocio sin sentirse“atrapados” entre apuntes y libros, algo que les agobiaría y perjudicaría su actitud hacia el estudio.

Y en cuanto a las horas de estudio, lo más adecuado es fijar un horario, de más o menos horas en función de las tareas que tuviera que realizar el alumno (no necesitarán las mismas horas quien solo tiene que hacer unos deberes que quien tiene que preparar exámenes). Lo mejor es reservar las primeras horas de la mañana a estas tareas ya en ese momento, los jóvenes suelen estar más frescos y descansados. Además, el hecho de poder liberarse de sus obligaciones a primera hora, les hará tener la sensación de que aún tienen todo el día por delante.

En definitiva, estudiar en vacaciones no resulta el mejor plan del mundo pero puede ser muy llevadero si se hace con una mínima organización. Además, puede ser el mejor momento para avanzar en ciertas materias o poner al día aquellas que se habían quedado un poco atascadas. Por no mencionar que resulta el mejor sistema para no perder la forma ni el ritmo de estudio.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies